SUEÑO FRUSTRADO

Hace 25 meses | Escrito por Arnaldo López

El albo no pudo desde los tiros de penal y se despidió de la chace de ascenso a la primera B Nacional.

Gimnasia y Tiro no pudo de local, a pesar de haber ganado en los 90 minutos de juego 2-1, con goles de Motta y Lamolla, en contra, mientras que para el visitante lo había empatado temporalmente Avila. En el partido de ida en Rio Negro los ALBOS perdieron 1-0 de visitante, lo que lo obligaba a ganar por 2 goles de diferencia para pasar a la siguiente fase.

El partido se daba para que los dirigidos por Botella lograran la hazaña, ya que el minuto 6 de iniciado el juego, Motta marcaba el primer tanto luego de un tremendo zapatazo, que se fue desviado por la cabeza de un rival, lo que descoloco al arquero, quedando este sin reacción. La primera mitad de juego termino siendo dominada, en gran parte por Gimnasia, que salió apresurado a buscar la ventaja que lo tranquilizará en el resto del partido. Gimnasia dependía de sí mismo, por protagonismo, porque había cambiado la imagen de lo que fue en la ida.

Comenzado el complemento ya en el minuto 1, Cipolletti comenzaba a montarse con una primera llegada al arco de Sand, la defensa de Gimnasia parecía haber entrado dormida y es que, en ese momento de desconcentración Avila delantero de los rionegrinos marcaba a los 6 minutos el gol que decretaba el empate parcial de juego. Un clima de angustia y broca se vivía en el Gigante del Norte, que alentados por los miles de simpatizantes del equipo, despertaron en sus jugadores el deseo de ir por un nuevo tanto, que le diera la oportunidad de definir la serie desde los doce pasos.

Cuando el equipo había perdido el rumbo producto del tanto del empate que había conseguido el rival y el Gigante estaba prácticamente enmudecido, Marcos Lamolla a los 20 minutos, en una jugada de blooper que fue el instante en que el defensor en el intento despejar y terminó metiendo en su propia valla. Esto hizo explotar la euforia de los hinchas y reavivó las esperanzas de la remontada. En un ida y vueltas que pudo haber decidido la clasificación para uno de los dos equipos, terminaban los 90 minutos de juego reglamentario, prolongando a la definición por penales.

En la tanda de penales: Vilce, Avila y Mellado convirtieron para Cipolletti, mientras que Gimnasia y Tiro no acertó ninguno, ya que malograron Amieva, Aguirre y Motta.
Terminado el encuentro Botella se retiró rápidamente del campo de juego, silbado e insultado por los plateítas, quienes  no estuvieron conformes con el esquema y táctica del equipo, que no reflejo aquel Gimnasia que todos daban como favorito a la clasificación a la primera B Nacional.

#MundoAlbo#GimnasiayTiro#Cipolletti#SomosGyT

Te puede interesar

Deja un comentario